No te sientas culpable si la maternidad no es como soñaste

14 comentarios

 

Hablar con una mujer embarazada y después hablar con esa misma mujer un año después de dar a luz, es toda una experiencia. Sobre todo cuando es su primer hijo.

Es un momento tan especial, que la mayoría de las mamás idealizan como será todo con su bebé. Algunas quieren tener un parto natural para crear un vínculo con su bebé, otras prefieren programar una cesárea y tener todo bajo control. También sueñan con la lactancia: para muchas, no importa lo que pase, darán solo leche materna, otras creen que lo más práctico es darle leche de fórmula.

Lo mismo pasa con las hora de sueño, la forma de hablarle y hasta la música que le dejarán escuchar a sus criaturitas. Todo esto está muy bien, solamente que hay algo con lo que no cuentan, la vida real.

Cuando el bebé nace (incluso antes de ello), pueden pasar muchas cosas que cambien nuestros planes.

El parto natural puede que no suceda por (entre miles de posibilidades) que el bebé no esté bien posicionado. Durante la lactancia -uno de los aspectos más duros de la maternidad- se pueden presentar inconvenientes; desde lesiones en los pezones hasta poca producción.

Al bebé le puede gustar algo que a ti no. Puede que se levante todas las noches con hambre, que no le guste recibir visitas, etc. Esto no quiere decir que hayamos hecho algo malo como madres, por el contrario, muestra que nuestros bebés son humanos (aunque a veces no lo parezcan) y que cada uno es diferente. Esa es la magia de ser humanos, ser únicos.

Entonces no hay razón para deprimirse ni sentirse culpable. El hecho que tus amigas o las influencers de moda hagan algo con sus bebés que tú no, no está mal. No hay nada escrito. El estrés que nos da no poder hacer algo con lo que soñábamos, o que siempre hemos creído que es lo mejor, es solamente nuestra ansiedad por no cumplir un estándar que creó la sociedad.

Pero la verdad es que mientras hagamos lo que nos indica el pediatra, mientras cuidemos la salud de nuestros bebés, mantengamos nuestra salud mental (importantísimo para criar niños sanos) y les demos mucho, pero mucho amor, no hay ninguna razón para darnos golpes de pecho.

Cada persona, en especial cada madre, está librando su propia batalla, con fortalezas y debilidades, con ventajas y desventajas, pero nadie más que uno mismo puede saber que está dando lo mejor de si.

La próxima vez que te empieces a sentir culpable, piensa eso: "estoy haciendo lo mejor posible por mi bebé, le estoy dando tanto amor como puedo, todo lo demás tiene solución".

Escrito por : Daniela Charry, fundadora de camudecor.com,  arquitecta y apasionada por las texturas y la decoración. 

14 comentarios

  • Publicado el por Banessa

    Totalmente mi bebe recién tiene 29 días y la expectativa a sido diferente, desde el parto hasta ahora, lidiar día a día con los comentarios de todas las personas diciéndote que hacer y que no hacer con tu bebé es harto, verlo llorar y no saber q mas hacer es frustante

  • Publicado el por Viviana

    Es muy difícil ser madre sin planearlo .los síntomas el cambió de vida es drástico pensar q la responsabilidad es para toda la vida …y pensar q uno si sera capas de lograrlo ..pero en fin la experiencia es genial lo mejor y unico en la vida sentir un ser dentro de ti es algo si explicación amo ami bb es lo mejor q me ha pasado

  • Publicado el por Isabel

    Holaaa, tambien soy mamá primeriza, mi hijo tiene dos años, muchas veces me siento frustrada, triste y agotada con la lucha para que mi hijo se alimente bien, lo hago de todas las formas que se me ocurren y pocas veces funciona, la verdad es deprimente y con eso tengo para estar de mal genio todo el dia.

  • Publicado el por Isabel

    Holaaa, tambien soy mamá primeriza, mi hijo tiene dos años, muchas veces me siento frustrada, triste y agotada con la lucha para que mi hijo se alimente bien, lo hago de todas las formas que se me ocurren y pocas veces funciona, la verdad es deprimente y con eso tengo para estar de mal genio todo el dia.

  • Publicado el por Claudia Gómez

    Para darling… No es fácil el proceso que vivimos cada quien lo vive de una manera diferente. No dejes que nada, ni esa depresión te robe los momentos más especiales que tenemos como mujeres (mamá). Nosotras decidimos si le damos largas a esas depresiones y decidimos luchar por ese ser al que Dios le dio vida a través de nosotras. A mí me sirvió el verlo a cada instante y saber que todo cuanto sentía se lo transmitía a mi bebé, eso me ayudo a irme fortaleciendo cada día más y hacer de mi bebé y. Bebé feliz diciéndole que lo amo a cada instante y haciendo todo por él. No permitas que todo esto deje huellas o secuelas en tu bebé y que más adelante te pese, lucha mujer, Dios nos ha diseñado con un diseño especial para soportar todo esto pero también es cierto que sin Dios no podemos. Métete con Dios cada, habla con Él y dile lo que sientes y piensas y entregarle todo cuanto sientas y pídele que te ayude y veras su mano poderosa sobre tu vida. Porfavor piensa en tu bebé, nunca digas delante de él y borra de tu mente que el no fue planeado. Dale de ese amor que solo nosotras como mamá se lo podemos dar. Ellos esperan todo de nosotras somo su seguridad y todo para ellos. No permitas que te sienta triste, desecha todo pensamiento y sentimiento contrario al amor y vive al máximo cada instante porqie se no se repetirán. Dios ge bendiga, te fortalezca y te levante como una mujer esforzada y valiente que da lo mejor de sí para ella y su bebé.

Deja un comentario

Todos los comentarios en nuestro blog son moderados antes de ser publicados
Tu suscripción ha sido exitosa, pronto recibirás nuestro email de Bienvenida!